.
Headline

16 ene. 2016

Pin It

Widgets

Un duelo efervescente

En Valdivia y Ancud prometen una serie con mucho barullo y color en las tribunas.

Las semifinales de la Liga Nacional de Básquetbol arrancan hoy con el enfrentamiento entre Ancud y Valdivia, dos ciudades en las que el deporte cestero se vive con un fervor único.
Cuando se juega en Ancud este tipo de partidos, el Gimnasio Fiscal se tiñe de celeste. Las serpentinas caen sobre el parqué y una bandera gigante inunda la tribuna al son de una bandita que no calla nunca.
Evandro Arteaga, uno de los puntales de los chilotes, lo resume: “Jugar aquí como local es muy grato, una sensación muy linda; yo creo que en ninguna otra plaza el básquet se vive como acá”.
En Valdivia también se juega a tablero vuelto. Tres mil personas llenan el Antonio Arzumendi una hora antes del partido. No por nada este gimnasio es conocido como la Catedral del Básquetbol chileno. “Jugar ahí y empaparse de esa efervescencia te deja una huella”, dice el estadounidense Reginald Poole.
“Recuerdo unas semifinales contra Osorno. Quedaban pocos segundos y encesté un tiro milagroso . La gente invadió la cancha excitada, cantando y celebrando”, añade quien fuera partícipe del último título valdiviano en 2001.
Ambos clubes hace rato que no ganan un campeonato nacional. Sin embargo, son de las plazas con mayor convocatoria en el país. Es que allá el básquetbol tiene un significado especial.
 Sin las luces de las grandes ciudades y con un clima que no favorece la práctica de disciplinas al aire libre, el básquetbol pasa a ser una de las principales atracciones y una forma de decir  que en el sur no sólo hay tonos grises y paisajes melancólicos.
“La piel del ancuditano es básquetbol.  Un partido que se juegue el sábado ya lo estás esperando desde el lunes. El básquetbol en Ancud acá es todo”, afirma Cristián Labra, dirigente de la Furia Celeste, barra oficial de los ancuditanos.
Poole, en tanto, sostiene que en Valdivia “el básquetbol representa competencia y orgullo; cuando se le gana a un equipo de ciudades más grandes la gente se siente muy orgullosa”.
Cuando mañana en el Coliseo Antonio Arzumendi se dé inicio a la serie al mejor de  cinco partidos entre ambos equipos, no sólo habrá que poner atención a Arteaga, Carrasco, Jones o Scott. Valdrá la pena mirar a la tribuna. En el sur prometen que será una fiesta.

LA TERCERA
 
Copyright © 2014 Zona Basket Curico