.
Headline

17 abr. 2016

Pin It

Widgets

Bahía dejó otra víctima en su fortaleza: 76-71 a La Unión

Bahía sigue dulce y ya sumó su 14° triunfo al hilo en el Casanova. A pesar de no ser tan lúcido, afianzó su momento con Johnson y Levy de destacados.


Bahía Basket 76 - La Unión de Formosa 71
Bahía dejó otra víctima en su fortaleza: 76-71 a La Unión / Básquet Plus
 
Bahía Basket no detiene su andar en el Osvaldo Casanova y sigue alimentando sus sueños de playoffs, proyectándose a la postemporada con una racha de local que cada vez se estira un poco más. Lo de Bahía en su estadio es verdaderamente una fortaleza, hilvanando esta noche su 14° triunfo consecutivo en su tierra después de vencer a La Unión de Formosa por un durísimo 76-71.
 
El juego reflejó el brillante trabajo de Jamaal Levy, figura de la noche con un doble-doble (16 puntos y 14 rebotes) junto con otra buena actuación de Anthony Johnson (también doble-doble, con 15 unidades y 14 tableros).
 
La noche arrancó favorable para Bahía, que defendió y dañó con rápidas ofensivas de la mano de Johnson y un inspirado Redivo. Con el pivote foráneo y el escolta bastante activos desde el inicio, el dueño de casa encontró respuestas más que positivas pero tuvo que combatir contra unos formoseños que también tuvieron lo suyo.
 
La Unión, de la mano de Konsztadt y la verticalidad de Elsener, equiparó el juego y se puso a tan solo un doble (12-10). Sin embargo se secó, Bahía contuvo a la visita y llegó a tomar una máxima de siete (19-12) a segundos de finalizar el periodo. La Unión apagó su falta de gol con un bombazo de Piñero, disimulando un poco el pobre cierre de parcial de los formoseños.
 
Por eso Bahía se terminó llevando el primer capítulo por 19-15, diferencia que se asentó y amplió en el segundo cuarto. El dominio de Johnson se potenció, Levy añadió un par de buenas acciones y Vaulet puso algo de su cuota de fantasía, por eso Bahía volvió a dispararse a siete (27-20), aunque sin terminar de ser autoritario dentro de un trámite que se pinchó bastante a través de los errores en ambos bandos.
 
Bahía conservó distancias con sus idas a la línea de libres pero el trámite no varió demasiado, arribando al descanso largo con ventaja de 35-30 pero con la premisa de dar un salto de calidad en su juego para imponer ese dominio que venía simulando pero que por su errática noche no podía conseguir.
 
Darle tantas chances de vida a su rival terminó por despertar un poco a La Unión, que reaccionó a través de los triples de Frazier y Piñero para ponerse a tiro de la remontada. Con mucha actividad de sus extranjero el vuelco de giro se concretó, los de Narvarte se metieron decididamente en juego y empataron en 45 a falta de cuatro minutos para el cierre.
 
A la labor de Frazier y Francis se sumó el buen accionar de Orlietti, que llegó a ser uno de los buenos motores de La Unión para dejar a la visita con ventaja de cuatro tantos (49-45). Bahía intentó mejorar y encontrar ese juego que tanto le costó, pero el trabajo de La Unión fue de lo más sólido y terminó teniendo su premio. Con ventaja de un doble por 53-51 de la mano de un triple de Konsztadt, los formoseños consiguieron ese vuelco que ansiaban en el score.
 
En el último periodo el trámite se hizo impredecible, Bahía lo dio vuelta rápidamente pero La Unión no aflojó y encontró continuidad de puntos en un encendido Orlietti. El dueño de casa fue un poco más, sin lucidez pero por aportes varios y tratando de dominar desde los rebotes, algo que consiguió por momentos.
 
Pero el juego pasó a hacerse apresurado, convulsionado y con pocas ideas. No hubo tranquilidad, el juego se revolucionó totalmente pero dentro de ese vértigo careció la precisión y la prolijidad, dando lugar a un cierre emotivo y con incógnitas pero sin esa lucidez que tanto exigía un pasaje tan importante de la noche.
 
Está claro que en ese cierre no faltó suspenso, y en ese ocaso de juego Bahía tuvo un poco más de puntería para encontrar un triple clave de Levy entrando al minuto final. La bomba del ala pivote dejó al local arriba por 73-71, Vaulet estiró distancias mínimas (74-71) y ahí llegó el momento más importante de la noche, porque los de Ginóbili fueron un poco más inteligentes, contuvieron en defensa con tapones notorios, forzaron tiros apresurados en el rival y jugaron con la presión de La Unión para sentenciar el resultado: 76-71 y nueva victoria de Bahía en su fortaleza.
 
Copyright © 2014 Zona Basket Curico