.
Headline

3 abr. 2016

Pin It

Widgets

La historia del hombre que apoya a Osorno disfrazado de un toro

Luciano Angulo es el osornino que da vida a la mascota del equipo Osorno Básquetbol y que es reconocido como uno de los personajes del baloncesto nacional.
 
 
Fue en 1998 cuando a un grupo de amigos, entre ellos Luciano Angulo González, se les ocurrió la idea de crear una mascota para apoyar a Provincial Osorno en el básquetbol.
 
Fue el propio Angulo quien diseñó y creó el disfraz y desde ese entonces dio vida al reconocido Toro de Osorno, la mascota oficial que ahora apoya a Osorno Básquetbol tras la desaparición del "Provi".
Con 42 años, este osornino que vive con su señora y un hijo que lleva el mismo nombre y que trabaja en una empresa de telecomunicaciones, fue reconocido recientemente por los dirigentes de Osorno Básquetbol en la "Noche de los Toros", por el apoyo que ha brindado durante 15 años al equipo.
"Son 15 porque tres años no estuve, que fue cuando Provincial Osorno desapareció, hasta que volví a vestir el traje después que me llamara la gente de Osorno Básquetbol", comenta.
Durante los duelos, Luciano se encarga de alentar al público, apoyar a los jugadores de su club, pero también molesta al rival hasta que se "pique" con sus travesuras.
Y performances ha tenido muchas, siempre en complicidad con el animador de los partidos, José Luis Rodríguez, y el encargado de la música que es conocido como Carlos Mix.
"He hecho varias, como cuando pusimos la canción de Los Cazafantasmas cuando jugamos con Las Ánimas o en el cuadrangular del año pasado, cuando en la Liga Saesa pusimos el tema llamado Serrucho", recuerda.
Y añade "hay muchas otras más, como la música de Caso Cerrado de la doctora Polo contra Valdivia, un 'charrasqueado' o el tema del Llanero Solitario contra Quilpué. Hasta de espartano salí una vez", dijo Angulo, quien prometió alguna sorpresa cuando jueguen contra Valdivia en el Monumental en el clásico de la Liga Saesa 2016.

PENAS Y alegrías

Dice que el Toro ha sido sometido a varias cirugías plásticas, en el sentido de que ha tenido varios trajes durante los años que lleva como mascota, recalcando que siempre todo ha sido creado por él, aunque ha recibido ayuda para comprar los implementos. En todo caso, aprovecha de anunciar que para el segundo semestre habrá algunos cambios en su traje.
El cariño del público para es fundamental para Angulo, ya que tanto niños como adultos lo apoyan y aplauden y son varios quienes conocen a la persona detrás del personaje.
"Uno ve a niños que desde pequeños han ido al básquetbol y ahora están grandes. Es increíble el cariño de la gente. Es una sensación única porque valoran lo que estas haciendo", agrega.
Le ha tocado vivir muchas alegrías, pero también sinsabores como las obtenciones de campeonatos y derrotas en duelos finales, pero es parte del deporte, aunque siempre hay revanchas.
"La última pena fue el año pasado cuando no pudimos ganar la Liga Saesa y por lo mismo no logramos clasificar a la Liga Nacional. Fue un momento triste porque Puerto Varas ganó y se quedó con el título y el cupo en nuestra casa. Toda la ciudad sufrió, pero los muchachos lo dieron todo. Me cayeron lágrimas esa noche", agregó Angulo.
Confiesa que a pesar de que se practica boxeo y jiujitsu en la academia Tami Chau, a sus 42 años ya no puede hacer las piruetas que hacía antes vistiendo el traje del Toro, por lo que sabe en algunos años ya no podrá seguir siendo la mascota del club.
"En algún momento tendré que dejar el traje, pero el personaje continuará aunque yo ya no esté. A veces pienso en ello pero mientras pueda seguir y la salud me acompañe, seguiré siendo la mascota del básquetbol osornino", agregó Angulo, quien confidenció que por algunos años tuvo doble militancia porque fue la mascota de Castro, que es un León, traje que el mismo confeccionó.
"Igual lo pasé bien allá, pero no era lo mismo que ser el Toro porque yo soy de esta ciudad, me gusta el equipo osornino y uno lo hace sobre todo para apoyar. Por lo mismo, el Toro es reconocido en todos los lugares donde va", agrega.
Angulo, quien es muy cercano con el plantel de jugadores, comenta que el equipo para esta temporada está de primer nivel, con grandes contrataciones, por lo que espera que sea un gran año para el plantel.
"Lo veo fuerte, con una base del año pasado más jugadores que tienen mucho que aportar. Lo importante es que podamos ganar la Liga Saesa y clasificar a la Liga Nacional. Todos apostamos por eso y el apoyo del público es fundamental. Por mi parte seguiré poniéndome el traje de Toro para alentar al equipo", manifestó Luciano Angulo, quien agradeció el respaldo que le da su familia, que además de ir a ver los partidos, también lo acompañan para verlo en escena levantando a los hinchas de Osorno Básquetbol.
1998 fue el año en que Luciano Angulo se convirtió en la mascota de Provincial Osorno básquetbol.
42 años tiene el osornino que da vida a uno de los personajes más reconocidos
de la ciudad.
 
Copyright © 2014 Zona Basket Curico