.
Headline

15 may. 2016

Pin It

Widgets

"Era casi obvio para mí venir aquí, luego de ver llena la Catedral del Básquetbol"

El "gringo chileno" ya viste y siente la camiseta de Deportivo Valdivia. Charles Rosenberg, quien fue rival del actual campeón defendiendo a Universidad de Concepción, ahora es uno más de los artilleros del CDV para la presente temporada.
La historia de este ala pívot de 1.98 metros y 24 años es especial. Hijo de padre estadounidense y madre chilena, decidió venir a Chile a jugar básquetbol y conocer a su otra patria, de la que poco y nada sabía.
 
Al llegar a Concepción, casi no sabía hablar español. Aún le cuesta un poco el dominio del idioma, pero ya entiende los modismos chilenos y -sobre todo- la forma de pensar criolla. Pese a ello, el "gringo chileno" tiene claros sus objetivos, pues dice que le gustaría imponer la mentalidad de lucha de los basquetbolistas del gigante de Norteamérica, ser campeón de todos los torneos en los que juegue con el CDV y tal vez ganarse un puesto en la selección cestera adulta de Chile.
Rosenberg jugó en la división 3 de la NCAA estadounidense (básquetbol universitario), primero defendiendo a Minnesota State University y terminó jugando en North Central College Cardinals, en la temporada 2014-2015. En la última ocasión, el ala pívot chileno-estadounidense promedió 16.5 puntos, 5.8 rebotes, 2.4 asistencias y 1.3 robos por partido, liderando a su equipo en todas esas estadísticas. Además, tuvo un 54% de conversión de cancha y un 64% desde la línea de tiros libres.

Impresionado

Rosenberg tiene su casa en Chicago, es soltero y de a poco se ha ido acostumbrando el nuevo ritmo de vida en Valdivia. Su forma de pensar y actitud ante la vida llaman la atención, pues tiene entre ceja y ceja el discurso de ganar y saltar cualquier obstáculo.
¿Por qué quisiste dejar Universidad de Concepción y jugar por Valdivia?
-Era casi obvio para mí venir aquí, luego de ver llena la Catedral del Básquetbol. Vi que la gente ama el básquetbol aquí y creo que en Chile, esta es la mejor ciudad para jugar básquetbol.
¿Tenías referencias de Valdivia?
-Sólo cuando jugamos las finales de la Liga Nacional. Quedé impresionado. Cuando entré al gimnasio me dije "¡guau! esto está lleno". Creo que esta es mi mejor opción para jugar de 4 (ala pívot). Sé que la gente y la ciudad es muy bacán, pero igual hay que trabajar.
¿Cómo ha sido el proceso de ambientarse a Valdivia y a tu nuevo equipo?
-Ha sido muy fácil. Acá la gente es muy simpática. Creo que como Concepción es una ciudad un poco más grande, era más fría la gente. Muchos de los jugadores tenían familia y era muy cerrado entre los jóvenes y los viejos. Acá hay más unidad, somos más amigos y como todo es más lento, puedo estar más enfocado a lo que es el básquet. Como no tengo distracciones, es muy cómodo aquí para jugar básquetbol. Mi única responsabilidad es mejorar cada día mi juego.
¿Qué te gustaría lograr con Valdivia?
-Quiero ganar. No quiero perder ningún partido. Creo que no hay ningún equipo que sea mejor que el nuestro. Tenemos que ganar todos los partidos, para demostrar que somos los mejores.
¿Y cómo va hasta ahora el proceso para demostrar que Uds. son los mejores?
-Creo que Leo (Leonardo de la Rosa) es el mejor preparador físico que he tenido en mi carrera. Él sabe mucho y trabajamos mucho. Aquí todos queremos entrenar extra, es diferente, como todos queremos mejorar entrenamos extra, extra y extra. No estamos tan enfocados en otros equipos, pero sí en el nuestro, porque cada día tenemos que competir, mejorar y eso es natural aquí.
¿Cómo te has sentido en la cancha jugando por Valdivia?
-Me estoy acomodando. Cuando llegué no estaba listo según el preparador físico, pero ahora mi cuerpo se ha acostumbrado, estoy mejorando y me siento listo para jugar.
¿Con quién has hecho amistad en el equipo?
-No sé si tengo un partner, porque muchas veces estoy solo, pero una cosa que me gusta del equipo es que salgamos todos juntos. Fuera de la cancha estamos juntos, así que no tengo un mejor amigo. Somos todos buenos amigos.

Pasión cestera

¿Qué tanto impactó en tu vida aprender a jugar básquetbol en Estados Unidos?
-Me crié en Estados Unidos. Vi que los mejores jugadores hacen todo y acá en Chile hay más unión, se piensa como equipo. No puedes ser individualista aquí. Te ves casi como un tonto si juegas como un "selfish" (egoísta, en inglés) porque como tenemos tantos buenos jugadores y si no tienes un tiro perfecto, es tonto lanzarlo.
¿Qué es lo que más te gusta en el básquetbol o lo que mejor te sale?
-A mí, me gusta ganar. Me gusta cuando estamos jugando y estamos ganando no sólo por los puntos, sino que en la lucha de hombre a hombre. Demostrar que estamos entrenando más fuerte que tú y por eso te estamos ganando. No es por suerte, ni por otra cosa. Es porque estamos entrenando duro.
¿Qué te gustaría imponer aquí, de todo lo que aprendiste en el básquetbol de Estados Unidos?
-La mentalidad que se tiene allá. Me gustaría que cuando estemos jugando, entendamos que hay que salir "a matar" para ganar, no pensar tanto en que en el otro equipo está mi amigo, sino en que hay que ganar.
¿Qué le dirías a los hinchas que los vienen a ver y que tienen altas expectativas en Uds.?
-Que sientan que es posible, y cada día que podemos ser los mejores. Tenemos un buen equipo y vamos a demostrar que no creo que haya otro equipo que pueda pelear contra nosotros.
¿Sientes la presión de ser los mejores o te gusta sentirla?
-Yo siento la presión. Siento la presión de que somos Valdivia, que somos los campeones de la Liga Nacional y que tenemos que demostrarlo.
¿Cómo ves las obligaciones internacionales que tendrá el club en la Liga de las Américas? ¿Te gustaría también llegar a la selección chilena?
-Sí, me gustaría llegar a la selección. Es tiempo de demostrar que Chile no es tan malo en el básquetbol, que ahora sí tenemos buenos jugadores, que no somos un mal país para el básquetbol. Tenemos que demostrar que somos buenos, que podemos ganar y yo quiero ser parte de todo eso, tanto en una selección chilena como con el Deportivo Valdivia.

CON "AMERICAN STYLE" EN EL CDV

Cuatro jugadores del actual plantel de Deportivo Valdivia han pasado alguna vez por el básquetbol universitario de Estados Unidos. Además de Charles Rosenberg, Sebastián Suárez jugó cinco temporadas en Nebraska y Portland State, al tiempo que sacó un título en ciencias sociales; Pablo Coro destacó en la segunda división de la NCAA con el BYU Hawaii, mientras que Gerardo Isla tuvo un paso por Columbia en la liga NAIA. Nunca el CDV había tenido jugadores con tanta experiencia con el básquetbol del gigante del norte.
"Acá hay más unidad y como todo es más lento, puedo estar más enfocado a lo que es el básquetbol". "No puedes ser individualista aquí. Te ves casi como tonto, si juegas como un 'selfish'.
Charles Rosenberg, Ala pívot del CDV
1.98metros mide Charles Rosenberg, el ala pívot de padre estadounidense y madre chilena.
24años tiene el cestero que creció en Estados Unidos, vive en Chicago y que desde el año pasado juega en Chile.
2equipos defendió Rosenberg en la NCAA: Minnesota University y North State College Cardinals.
 
Copyright © 2014 Zona Basket Curico