.
Headline

19 oct. 2016

Pin It

Widgets

Atenas superó las adversidades, aguantó y venció a San Martín

 Acusando una rotación reducida, el Griego terminó respirando aliviado en un final sufridísimo ante el duro líder del Norte. Fue 94-89 con Mickeal de figura.
Atenas 94 - San Martín de Corrientes 89
 
Atenas no tenía otra prueba sencilla este martes cuando recibió a San Martín. Venía de varios golpes, en los últimos lugares de la tabla del Norte, con el antecedente reciente de haber perdido el duelo cordobés ante Instituto y con una rotación reducida (sin Mikulas, lesionado, y todavía sin haber sumado a Rasio). Pero superó una prueba durísima ante el líder de la conferencia y ganó por 94-89, en lo que significó la primera victoria del nuevo ciclo de Gustavo Miravet al frente del Griego.
 
Los cordobeses arrancaron el duelo de esta noche con una intensidad bárbara, con Lábaque encendido, Jones muy mejorado respecto a labores anteriores y un Mickeal en llamas. Este último, el alero estadounidense, terminó como la gran figura de la noche con 28 puntos. Atenas dominó en el arranque pero poco a poco encontró su desgaste ante un rival muchísimo más largo, de calidad y rotación profunda. Terminó aguantando, sufriendo pero llevándose un triunfo alentador de cara a futuro.
 
La agresividad que demostró Atenas en el inicio sorprendió. Con Lábaque manejando el partido a placer, desde la base el elenco cordobés se sostuvo bárbaro y a pesar de arrancar 9-7 abajo lo terminó dando vuelta en los últimos seis minutos del parcial. El trabajo del capitán del Griego, un interesante aporte de Jones y los goleos de la dupla Mickeal-Baxley impactaron una carrera de 16 a 0 para el dueño de casa.
 
San Martín había arrancado la noche con opciones, alternativas e intensidad, pero esa carrera de Atenas lo sorprendió demasiado y no solamente no tuvo respuestas en el fondo sino que tampoco supo tener ideas en ataque. Los de Miravet, muchísimo más enchufados y redondeando su mejor arranque en lo que va de esta joven temporada, marcaron un claro 23-10 al cerrar el primer episodio.
 
El segundo episodio tuvo un tinte similar, con el control de Atenas aunque más parejo y ante un San Martín que empezó a destaparse en ataque. Es cierto que el Rojinegro estuvo un tanto lejos de revertir la historia (no pudo achicar a menos de doce tantos), pero de todas formas simuló estar más suelto.
 
Pero claro, la diferencia pasó principalmente por los huecos defensivos de San Martín y la explosión de un Mickeal que se fue al descanso largo ya con 18 puntos en su planilla personal. Lo del alero extranjero fue bárbaro, imparable en ofensiva y siendo el gran motor de un Atenas que además registró una altísima efectividad (5/6 en triples, con un 53% de campo contra un 40% de San Martín).
 
Ordenado, con vértigo y mucha puntería, los cordobeses no aflojaron y se fueron al descanso largo manteniendo esa brecha de trece unidades: 48-35 al terminar el segundo cuarto. Todo bastante controlado para el Griego, ganando no solo en el resultado y esa efectividad tan marcada, sino también en las alturas (20 a 14 en la lucha rebotera, con 11 de esos 20 rebotes tomados por Jones).
 
Pero San Martín ya venía simulando algo desde el segundo parcial, a través de una mejor distribución que le permitió encontrar más profundidad para sumar puntos. Por eso su goleo había subido bastante en aquel episodio, y la continuidad se vio en el arranque del tercer periodo con una nueva mejoría. El Rojinegro evolucionó, Faggiano entró bárbaro y junto a dos triples de Mainoldi y Aguerre la historia se puso mucho más pareja: 60-50 y llamado de atención para el elenco local.
 
De ahí en más todo se hizo mucho más peleado e igualado, Atenas siguió teniendo respuestas principalmente con su dotación extranjera pero el trabajo de San Martín continuó siendo muy claro, con Faggiano siendo difícil de frenar y un equipo que se había revitalizado y se encontraba más esperanzado.
 
Atenas entró al último parcial arriba por 70-58 y poco cambió en los diez minutos finales. San Martín no soltó el pie del acelerador y obligó un trámite mucho más ajedrecístico, pero Mickeal y Baxley siguieron dándole soluciones al Griego en uno de los momentos más comprometidos. 
 
No hubo tregua en el cierre. García y Tintorelli alimentaron la posible remontada de un San Martín que llegó a ponerse a solo un doble (79-77) restando menos de cuatro minutos, mientras que en la otra vereda Baxley y Mickeal se cargaron el equipo al hombro y no dejaron que se produzca el vuelco en el juego. Atenas soportó, sufrió en el final pero se lo terminó llevando desde la línea, con Gerbaudo marcando el 94-89 definitivo ante un San Martín que se topó con un local de muchísima garra.
 
 
Lucas Leiva / lucasleiva@basquetplus.com
En Twitter: @lucassleiva
En Twitter: @basquetplus
 
 
Copyright © 2014 Zona Basket Curico