.
Headline

18 oct. 2016

Pin It

Widgets

Bahía aceleró a tiempo, ganó y estiró su gran invicto: 77-66

El elenco de Sebastián Ginóbili venció nuevamente a Hispano y se mantiene como el único imbatible de la Liga. Fjellerup y Whelan, figuras.
Bahía Basket 77 - Hispano Americano 66
 
La noche en Bahía Blanca arrancó distinta, con contratiempos porque hubo inconvenientes en el reloj de 24 del Osvaldo Casanova y eso obligó cambios inesperados. El partido finalmente arrancó una hora y media después de lo programado en un principio (pautado para las 20, se reprogramó para las 21:30) y además se cambió el escenario, mudándose la acción para el Norberto Tomás, la casa de Olimpo que se ubica a unas cuadras de distancia.
 
Con el escenario cambiado y un poco más tarde de lo esperado, la previa marcó un Bahía Basket que buscaba sostener su racha de invicto y un Hispano Americano que venía de ganar su primer partido de la temporada a finales de la semana pasada, intentando estirar esa seguidilla. Dos equipos que llegaban en condición de ganadores y buscaban mantenerse. Terminó imponiéndose Bahía por 77-66, en base a una gran segunda mitad y sosteniéndose como el único invicto de la temporada.
 
Hispano entendió rápido la clave del partido, incomodando a Bahía y obligándolo a jugar fuera de la pintura, viéndose beneficiado también por la falta de efectividad del elenco local. A Bahía se le complicó, Hispano no lo dejó correr y frustró a los de Ginóbili, consiguiendo también un par de buenas ofensivas para mantener un partido parejo donde hasta llegó a sacar un par de tantos de diferencia.
 
El manejo de Treise, más los extranjeros y la presencia de un Mignani con mucho vértigo, fueron las guías de un Hispano que apostó al juego estacionado y planchó a Bahía. El primer parcial, igualado pero con Hispano haciendo mejor negocio, se cerró 16-14 con ventaja para el elenco huésped.
 
El segundo capítulo tuvo un tinte similar, aunque por momentos Bahía pudo apretar el acelerador y quiso soltarse. Lo hizo con un par de arremetidas, con Vaulet, Johnson, Levy, Corvalán, Fjellerup y Redivo alternándose algunos momentos. Bahía tuvo un poco más de presencia, pero Hispano no tardó en reordenarse y pinchar al local, desde el cerco defensivo y manteniendo una férrea oposición con varias opciones como Treise o Shaw: 35-34 al descanso largo.
 
Bahía volvió de los vestuarios un poco más enfocado en su juego, más intenso defensivamente y tratando de explotar su velocidad de transición cada vez que tuvo chances. Con un par de robos en primera línea y Fjellerup tomando más responsabilidades, Bahía apagó el crecimiento constante de un Hispano que llegó a ganar por seis (42-36) para empatarlo rápidamente en 47 tras una carrera de 11 a 5.
 
No tuvo mucha fluidez ofensiva y se recostó básicamente a labores individuales dado que la defensa de Hispano no permitió un juego tan asociado, pero Bahía logró levantarse gracias a una gran tarea desde el fondo y dio vuelta la historia hasta ganarlo por 56-48 al ingresar al último periodo. Bahía, muy mejorado y enchufado en defensa, concretó una mejoría notoria.
 
Pero en el último cuarto se terminó de ver lo mejor de Bahía en toda la noche. Lo que venía simulando en un gran pasaje del tercer episodio lo trasladó al periodo definitorio, con Fjellerup terminando de explotar y un Whelan en constante ascenso. El carácter bahiense cambió radicalmente en ese pasaje, llegando a sacar de quince (63-48) tras una bomba de Redivo.
 
Hispano tuvo intentos de reacciones de la mano de Treise junto con Austin, pero esas embestidas se vieron apagadas rápidamente ante un Bahía que se alimentó de confianza y siguió manejando todo con Fjellerup-Whelan. A la dupla se sumó un brillante Filippa, de rendidor ingreso y clave para terminar de frustrar cualquier ilusión de Hispano. Lo terminó ganando Bahía por 77-66, cerrándolo más cómodo que en otros juegos pero volviendo a mostrar dos caras muy opuestas dentro de una misma noche.
 
 
En Twitter: @lucassleiva
En Twitter: @basquetplus
 
Copyright © 2014 Zona Basket Curico