.
Headline

14 oct. 2016

Pin It

Widgets

Ferro profundizó los males de Boca: 83-77 en suplementario

En un duelo de bajo vuelo basquetbolístico pero con algunas emociones, Ferro se recuperó y le dio otro golpe a un Boca que ya lleva cinco derrotas en fila.

Boca Juniors 77 - Ferro Carril Oeste 83
 
En una noche poco lúcida desde la claridad del juego, Ferro Carril Oeste venció a Boca Juniors por 83-77 y regresó a la senda triunfal fuera de casa. Los de Alvaro Castiñeira no la tuvieron fácil, exhibieron un flojo desempeño durante más de media hora pero reaccionaron en el final para forzar un suplementario y aprovechar ese envión para llevarse una victoria importante. Ferro tuvo un rendimiento bastante irregular, pero ganó y respiró un poco más en el Sur.
 
Ramón Clemente fue el máximo anotador de Ferro con 17 puntos (más 10 rebotes), siendo también uno de los máximos valores del encuentro por ser responsable de una embestida notoria en el arranque de la prórroga. Tras el boricua aparecieron otros puntos importantes en el goleo, como Ignacio Alessio (15), Kevin Hernández (14) y Martín Cuello (12). En Boca, Lucas Pérez terminó como el artillero de la noche con 21 unidades.
 
Arrancó mejor Boca, dañando con Vasirani y Lampropoulos en el juego interior y en un duelo atractivo contra un destacado en la otra vereda como Alessio. Mucho del trámite del primer cuarto pasó por la lucha debajo del aro, con Boca tratando de hacer además un mayor daño a través del tiro perimetral de Funes y distribuyéndose la bola mejor que en otros juegos. Ferro, poco claro y sin haber entrado en ritmo, de todas formas acabó el capítulo inicial a solo un doble de diferencia: 18-16 a favor del local.
 
Pero Boca ya venía acusando algunos baches, secándose en ofensiva y mostrando una inestabilidad que invitaba tarde o temprano a una reacción rival. El Xeneize estuvo sin anotar en los primeros cinco minutos del parcial y Ferro no tardó en dárselo vuelta: carrera de 6 a 1 y 22-19 para obligar un tiempo muerto en Córdoba.
 
Los de Caballito entendieron que había que explotar el juego interno. En el primer cuarto lo hicieron con Alessio, mientras que en el siguiente periodo pegaron un poco más con Clemente y Hernández.  Hizo la diferencia con el correr de los minutos, aunque dentro de una primera mitad donde ninguno de los dos equipos terminó de despegar: 29-26 para los de Castiñeira.
 
Poco cambió en el tercer tramo, el partido siguió siendo muy impreciso pero dentro de ese cabizbajo trámite la historia volvió a inclinarse a favor del local. Boca necesitaba de la aparición de Lucas Pérez, y cuando el base elevó levemente su rendimiento el orden del equipo creció ya que el juego externo no pasó únicamente por las soluciones que podía arrimar Funes. Al armador se sumó un buen pasaje del griego Lampropoulos, y Boca adquirió otro semblante, más positivo y con un poco más de agresividad.
 
Lo otro bueno para Boca fue que, a pesar de lo poco vistoso del juego, no sufrió esos marcados pozos y consiguió contener bastante los intentos de un Ferro más tibio. Los de Caballito, casi únicamente con los intentos de Cuello, terminaron teniendo muchos problemas contra un Boca que, con muy poco, se puso 49-46 arriba al concluir el parcial tras un doble de Caffaro.
 
Boca aprovechó para sacarle una máxima de siete unidades a Ferro (59-52) en el arranque del cuarto periodo, aunque esa nunca fue una diferencia que terminase de sentenciar la historia. Era imposible descartar una reacción rival, por el conocido material de la visita y por un trámite que a pesar de haber entrado más en ritmo siguió siendo bastante discreto. Todo estaba abierto.
 
Y así fue como llegó una interesante y casi esperada embestida de Ferro, de la mano de Maldonado pero también gracias al buen manejo de Tantos en la base. Otro que pesó fue Hernández, nuevamente desequilibrante en el juego interior y clave para meter dos libres que igualaron el duelo en 68 a 29s del final. Boca, dueño de la última bola, desaprovechó una posesión que podría haberle dado la victoria y el choque entró en tiempo suplementario. El Xeneize terminó dándole vida a Ferro, algo que pagaría caro más adelante.
 
¿Por qué? Porque ese envión de Ferro continuó en la prórroga, de la mano de un ampliamente productivo Clemente que encabezó una carrera de 6 a 1 para dejar a la visita 74-69 arriba. Boca pareció quedarse sin nafta rápido, pero los triples de Pérez revivieron al elenco de Córdoba hasta ponerse abajo por tan solo un doble (79-77) restando 21s. Aun así Boca quedó jugado con el tiempo, tuvo que cortar con faltas y ante la precisión de Ferro todo terminó siendo para el verdolaga: 83-77 definitivo y victoria sufridísima para los de Caballito.
 
 
En Twitter: @lucassleiva
En Twitter: @basquetplus
 
Copyright © 2014 Zona Basket Curico