.
Headline

8 oct. 2016

Pin It

Widgets

Peñarol se recuperó y dominó 85-73 a un tibio Boca

El Milrayitas, que llegó a estar +24, volvió a la senda triunfal y sigue sumando en la zona alta del Sur. Giorgetti, la figura de un equipo muy regular.

 
Boca Juniors 73 - Peñarol 85
 
En lo que ha sido su regreso a la senda triunfal, Peñarol venció a un irregular Boca por 85-73 y cerró su gira de visitante con un saldo positivo. Si bien dentro de esta travesía perdió el invicto contra Ferro, el cuadro de Marcelo Richotti ganó dos de sus tres partidos en rodeo ajeno y volverá a Mar del Plata con un buen balance.
 
Hoy ante Boca dominó de principio a fin, llegando a ganar por una máxima de veinticuatro unidades independientemente de que después el resultado definitivo fuese más ajustado. Franco Giorgetti fue la figura, aunque el Milrayita tuvo varios puntos altos ya que también hay que sumar a Nicolás Zurschmitten, Rob Reed y Roberto Acuña.
 
Peñarol arrancó muchísimo más enchufado desde el inicio, pegó rápido ante un Boca desorientado, dominando en ambos costados y castigando con un muy acertado funcionamiento. El Milrayitas pegó en varios costados con Acuña, Zurschmitten, Reed y Gutiérrez para sacar ocho de diferencia en cuatro minutos (11-3), quebrando la resistencia de un Boca flojo que no solo careció de resolución para atacar sino que también pecó con muchísimas pérdidas. El local se fue condenando y Peñarol no perdonó.
 
Giorgetti fue otro de los que apareció muy bien en el circuito visitante, con dos bombazos consecutivos más el aporte de Reed para sacar una ventaja de nueve al finalizar el primer periodo: 26-17 y claro dominio de unos marplatenses que arrancaron precisos en el Conde (4/8 en triples).
 
El control del equipo de Richotti siguió haciéndose presente en el segundo episodio. Boca siguió perdido y recién anotó sus primeros puntos de cancha del parcial a menos de tres minutos de terminar el cuarto. Así se le hizo casi imposible de levantar, ante un Peñarol que llegó a tomar una máxima de veintitrés (42-19).
 
Es cierto que Boca ensayó una reacción en el ocaso del parcial de la mano de Vasirani, que hasta el momento fue de lo mejor del Xeneize. La desventaja era lo suficientemente abultada para que Peñarol se permita cierto relax en el juego, pero de todas formas Boca pudo rescatar su pasaje productivo porque eso le permitió irse al descanso largo abajo por diecisiete (49-32). De perder por 23 pasó a hacerlo por 17, logrando un descuento interesante para encarar la segunda mitad con un semblante más positivo.
 
El tercer cuarto encontró poca lucidez por momentos, sobre todo en un Boca que siguió tomando decisiones apresuradas y muy erráticas, como si estuviese demasiado ahogado por la brecha conseguida por Peñarol. Pasado de revoluciones pero desacertado y sin orden, Boca quedó a merced de una visita que también entró en un juego apurado pero dentro del cual estiró ventajas.
 
Peñarol siguió muy preciso en ofensiva, dañó a pesar de que Boca tuvo algunos arrestos y con un tridente bastante correcto (Acuña, Reed y Giorgetti) se puso a veinticuatro de distancias: 63-39. El Xeneize descontó a cuentagotas, Funes y Lampropoulos mantuvieron encendidas las esperanzas del local pero de todas formas el Milrayitas entró al último episodio 73-51 arriba.
 
Sin embargo, cuando todo parecía definido Boca volvió a intentar una remontada que ahora sí tendría mayor efecto. No por generar un descuento tan peligroso pero sí consiguiendo incomodar a Peñarol, sacándolo de su zona cómoda y encendiendo una alarma. Metió una carrera de 15 a 5 culminada por una bomba de Calderón que dejó el marcador 78-66 a menos de cinco minutos. No obstante, Peñarol logró pasar ese pequeño temblor y no dejó que Boca se acercase más, llevándose el triunfo por un 85-73 definitivo.
 
 
En Twitter: @lucassleiva
En Twitter: @basquetplus
 
Copyright © 2014 Zona Basket Curico